Praxias navideñas

Incorporar estas praxias a la vida diaria es una excelente forma de potenciar su eficacia. Y las Navidades –unas fiestas en las que los niños son los protagonistas– son la ocasión perfecta para trabajar en familia algunas divertidas actividades de forma que nuestros hijos no interrumpan por completo los ejercicios que realizan en sesión durante el curso. El terapeuta será quien indique las praxias necesarias en cada caso concreto según los objetivos terapéuticos.